El peronismo no se quiere "dejar correr con la vaina"

Esa fue la reacción del justicialismo mendocino después de que Cornejo le levantara la mano a Rodolfo Suarez como su candidato a la gobernación. Lejos de entrar en ese sendero de definiciones, este sábado, el PJ provincial decidió solamente dar una imagen de unidad en un congreso, sin revelar indicios de la cara del candidato que los agrupará en los comicios. Abrió el partido a la generación de un frente electoral y mandó señales a Protectora. Alejandro Bermejo, el candidato que quiere pero tiene dudas, fue parte de estas deliberaciones.

Avatar del Juan Carlos Albornoz

juan carlos albornoz

IMG-20190209-WA0002

Alejandro Bermejo junto a líderes del PJ.

El presidente del justicialismo mendocino, Guillermo Carmona, aseguró que no se va a "dejar correr con la vaina" y, en la semana en la que Alfredo Cornejo eligió a su candidato para la gobernación, los peronistas no definieron quién completará el duelo por el lado de la oposición.

Y eso que los justicialistas celebraron este sábado un congreso partidario en Capital que podría haber dado pistas sobre hacia quién se inclina la balanza. Todo lo contrario: hubo fotos, declaraciones políticas y decisiones partidarias. Pero sobre el candidato mayoritario del peronismo, casi ninguna señal.

Según Carmona, la estrategia del PJ es otra. El diputado nacional kirchnerista acusa a Alfredo Cornejo de haber abandonado la gestión para ocuparse de "cuestiones electoralistas" y le baja el precio a Rodolfo Suarez: "La gente ni siquiera conoce su voz".

Dijo, después del congreso partidario, que la estrategia del justicialismo es diametralmente opuesta a la de la UCR y consiste en este momento en armar equipos técnicos y preparar una propuesta de gobierno, antes que en concentrarse en las personas que las ejecutarán.

El congreso habilitó a que el PJ convoque a un amplio frente político electoral y en ese sentido arriesgó: "Ya hay un sector de Protectora que está trabajando con nosotros".

Mientras tanto, para Carmona, las circunstancias que impiden al PJ levantarle la mano a un candidato para la gobernación reflejan una virtud antes que un defecto: dijo que el PJ está concentrado en los problemas de la gente, no en las elecciones.

Una de las "fotos de la unidad" en el congreso del PJ.

Lógicamente, por debajo de las declaraciones, están todas las discusiones del PJ sobre el candidato a gobernador, las dudas y las intrigas. La presencia casi velada de Alejandro Bermejo en las fotos del congreso peronista pueden ser una buena prueba de ello.

El intendente de Maipú les tapó la boca a los congresales justicialistas que querían hablar de su potencial candidatura en el congreso de este sábado. Pero a la vez, se dejó fotografiar con los compañeros en un encuentro íntimo y casi "casual".

Pasa lo mismo, por lo menos desde diciembre del año pasado. Desde entonces hay justicialistas interesados en avanzar en una fórmula constituida por el intendente de Maipú y la senadora nacional de La Cámpora Anabel Fernández Sagasti, quien por su lado está lanzada a la carrera. Bermejo no descarta nada, pero tampoco confirma sus aspiraciones.

En la lista de presuntos anotados aparecen también Omar Félix y el propio ex gobernador Rodolfo Gabrielli, aunque hay quienes dicen que el Rolo se conformará con tener un lugar de las decisiones.

Esas decisiones, explícitamente, no tienen fechas en el peronismo mendocino. Aunque Bermejo entusiasma a muchos compañeros porque está al frente de una gestión consolidada y es quien decidió cortar con su reelección indefinida como intendente antes de que un decreto del gobernador lo obligara a hacerlo.

Aseguran en su entorno (porque él no habla) que a diario recibe en Maipú a dirigentes e intendentes de distintos departamentos que le endulzan los oídos con la unidad y lo empujan a ser candidato. Pero el intendente de Maipú sigue dudando de todo: estudia los problemas a los que deberá enfrentarse y averigua incluso si tendrá los fondos para afrontar una campaña millonaria.

Mientras tanto, su hermano Adolfo Bermejo descarta presentarse otra vez para la gobernación, a pesar de estar siempre bien posicionado en las encuestas y aunque el propio Alejandro lo anote entre los posibles candidatos.

Tampoco parece adecuado que Bermejo se lance en momentos en que cuatro intendentes (Gimenez, Félix, Righi y Aveiro) le encienden velas a la Corte provincial para que los habilite para otra reelección en sus comunas. El "crack" hacia adentro, entre los veteranos y los militantes de la renovación, sería inevitable; y podría fracturar la unidad peronista, que es una parte importante de la imagen que el peronismo quiere dar.

El elemento principal del discurso del PJ para hoy por asimilar a Cornejo con Macri. El desdoblamiento electoral del gobernador, a primera vista, no favorece la nacionalización del comicio. Pero hay quienes dicen que este formato no es tan desfavorable.

Por un lado, evitaría que el peronismo mendocino se parta entre Cristina y sus rivales del PJ para la presidencia. Las primarias nacionales serán en agosto y las generales de la gobernación al mes siguiente. En consecuencia, quien sea elegido para ir por la presidencia, vendrá a Mendoza a levantarle la mano al postulante local del justicialismo para la gobernación, sea quien sea.

En resumen: nada podrá evitar que las elecciones de este año se nacionalicen, postulan en el PJ. Aún así, en este escenario ideal, persiste para sus líderes el desafío de encontrar una cara para el próximo candidato a gobernador.

Temas