Consejos para comprar una bici de segunda mano

Seguí estos consejos si quieres comprar una bici de segunda mano. Descubrí cómo hacerlo de forma segura en internet.

Redactor Redactor

Hay algunos usuarios que cambian muy a menudo su bici de montaña, por lo que ha llegado el momento de que adquieras el modelo que siempre has querido a un precio razonable. ¿Dónde mirar? ¿Qué mirar? ¿Cómo cerrar la operación? Hemos confeccionado para ti una guía de compra de bicis de montaña de segunda mano (muchos consejos también sirven para los modelos de carretera).

1º paso: qué es lo que hay que mirar

Los ciclistas tuvieron que demostrar al máximo sus habilidades.

Primero decide qué es lo que quieres y cuánto estás dispuesto a gastar. Así podrás digerir mejor los cientos de anuncios que hay en internet.

Define tu presupuesto y no te salgas de él. Es fácil que te sientas tentado a superarlo.

Decide el tipo de bici que quieres: tamaño de ruedas, recorrido de la suspensión, material del cuadro, etc.

Adquiere el modelo más nuevo posible. Las bicis con la última tecnología tendrán un valor de reventa superior. Por supuesto, los modelos más antiguos serán más económicos.

Podes encontrar anuncios es páginas web y también en Facebook.

Las páginas web de bicis tienen muchísimas a la venta.

Por supuesto, eBay es otro lugar donde puedes mirar. Asegúrate de que la bici no ha sido robada.

Las páginas de compra-venta de Facebook son muy buenas, aunque algo caóticas.

Muchas tiendas venden bicis que se han utilizado como muestra a los potenciales clientes.

No olvides las buenas tiendas que haya en tu ciudad. Es importante que la tienda te diga si la bici en cuestión ha sido bien manteniday si su antiguo dueño fue cuidadoso con ella.

3º paso: eligí los mejores anuncios

Aprende a distinguir un anuncio auténtico de uno que sea una estafa.

Historia del vendedor: si hay pocas fotos de la bici, no tiene mucha actividad en Facebook, o su nota en eBay es baja. Todos estos detalles deberán hacerte desistir.

Mira siempre que el anuncio tenga un número de teléfono. Llama y pregunta todo lo que se te ocurra sobre la bici. Si no te dan respuestas claras puede que la bici sea robada o simplemente te quieran estafar.

Si no hay número de teléfono contacta al vendedor con toda una lista de preguntas. Si las respuestas son incoherentes, ponte a la defensiva.

Una mala foto o descripción no significa que debes renunciar a esa compra. A veces la gente no tiene mucho tiempo para hacerlo bien por lo que igual hay pocas personas interesadas en esa bici. Pide más fotos y haz todas las preguntas necesarias.

Si la bici tiene una pieza rota, eso tampoco te debe echar para atrás de manera automática. Siempre dependerá del precio de la bici y de lo que cuesta arreglarla.

Si compras la bici a un vendedor lejano y te la tiene que enviar, ten en cuenta los costes de transporte y el posible pago de impuestos si viene del extranjero.

4º paso: cerrando el trato

Una vez que tengas unas bicis que te interesen y tras haber hecho todas las preguntas, es hora de cerrar la operación.

Haz una oferta baja. Lo normal es que el vendedor haya puesto la bici más cara de lo que piensa venderla.

Intenta siempre ver al vendedor en persona y que te enseñe la bici. Enseguida sabrás si corresponde lo que te ha contado por teléfono con la realidad.

Pregunta si te podrías llevar la bici sobre la marcha. Si te dice que no lo más probable es que haya algo extraño.

5º paso: repasa toda la bici con cuidado

Repasa la bici a fondo ¡y no seas tímido!

Si los neumáticos, los frenos y los puños están destrozados, lo más probable es que la bici sea una chatarra.

Pon la bici bocabajo y comprueba todas las soldaduras.

Comprueba las suspensiones, tanto la horquilla como el amortiguador trasero. Si están muy arañados no es una buena señal. Pregunta cuándo fue la última vez que se llevó al taller.

Asegúrate de que los frenos funcionan bien y no se quedan pegados. Comprueba los discos y las pastillas. Si están en mal estado es que la bici no ha sido cuidada.

Comprueba la tensión de los radios, puede que las llantas estén para cambiarlas.

Si no has visto la bici en persona, pide fotos de todas las zonas claves.

6º paso: la compra

Pagar debe ser la parte fácil (aunque dolorosa). Hay varios métodos para hacer esto de manera segura.

Siempre intenta cerrar el trato en persona. Hace al vendedor todo tipo de preguntas.

No hagas transferencias bancarias a menos que ya tengas la bici en tus manos. PayPal ofrece una buena protección en estos casos.

Si te fías del vendedor y la bici está en buen estado, podes hacer el pago sobre la marcha.

Si no has visto en persona al vendedor y el pago es online, ¿qué ocurre si la bici no llega a tu destino? Si pagaste por un medio seguro podrás defenderte frente al vendedor. Conserva toda la correspondencia: correos electrónicos y demás. Conseguir que te devuelvan el dinero puede ser un proceso largo, pero estarás contento de no haber hecho a ciegas una transferencia bancaria y haber empleado un medio más seguro como PayPal.

7º paso: roda con ella

​Ha llegado la hora de que ruedes hacia el horizonte con tu bici casi nueva.

Muchas gracias a Peter Ballin por la ayuda prestada para realizar este reportaje.

El ciclismo brilló en los Sanmartinianos
Los ciclistas tuvieron que demostrar al máximo sus habilidades.